Por el Dr. Francisco Mesa
Médico especialista en Psiquiatría


Estimado(a) Doctor(a) les compartimos la siguiente nota:
Mitos y Realidades sobre el uso de Cannabis en la Medicina

Los cambios legislativos han tenido recientemente un impacto sociocultural, legal y económico, así como la expansión generalizada del cannabis y productos derivados en el campo médico a nivel mundial.1

La planta cannabis sativa contiene más de 60 fitocannabinoides de los cuales el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es el más abundante. Los 2 cannabinoides más estudiados, así como los dos compuestos que se cree que son más relevantes desde el punto de vista farmacológico, son el THC y el cannabidiol (CBD). El THC y el CBD comparten varias propiedades farmacológicas, como una baja biodisponibilidad y una alta lipofilia con ciertos efectos antiinflamatorios, analgésicos, antipsicótico, antiisquémico, ansiolítico/antiepiléptico.1, 2

Los receptores de endocannabinoides son receptores acoplados a proteínas G que interactúan con los cannabinoides endógenos (endocannabinoides). Estos receptores, denominados CB1 y CB2, se encuentran de forma diferencial principalmente en los ganglios basales, el hipocampo, el cerebelo, la corteza cerebral y el sistema nervioso periférico (CB1), o en las células del sistema inmunitario (CB2).3

Los médicos ahora enfrentamos un desafío importante: la doble tarea de evitar los daños relacionados con la droga de mayor abuso en el mundo, así como identificar las indicaciones apropiadas y basadas en evidencia para el uso de cannabis o productos relacionados con el cannabis.1

Hay muchos usos médicos propuestos del cannabis. A nivel internacional, la mayoría de los usos incluyen dolor, depresión, trastornos del sueño, esclerosis múltiple, epilepsia, glaucoma, artritis reumatoide, VIH, Alzheimer, asma, cáncer, enfermedad de Crohn y enfermedad de Parkinson. Varias de estas indicaciones están respaldadas por evidencia científica creciente, pero muchas no lo están.1 Como, por ejemplo, algunos estudios científicos de estas patologías han sido estudios pequeños, a menudo no controlados o cruzados.4

Sólo unos pocos cannabinoides tienen evidencia de alta calidad para respaldar su uso y están aprobados para uso medicinal por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Los cannabinoides dronabinol y nabilona (canabinoides sintéticos a base de THC) fueron aprobados por la FDA para las náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia en 1985, con dronabinol, obteniendo una indicación adicional para la estimulación del apetito en condiciones que causan pérdida de peso, como el SIDA, en 1992.5

Recientemente, la FDA aprobó un tercer cannabinoide, CBD, para el tratamiento de 2 formas de epilepsia pediátrica, el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut basado en la solidez de los ensayos clínicos aleatorizados realizados hasta la fecha.5

Existe evidencia de calidad en el papel del cannabis en el alivio del dolor y la espasticidad debidos a la esclerosis múltiple, en este escenario un metaanálisis reciente examinó 17 ensayos clínicos (con más de 3000 pacientes) de cannabis en dosis estandarizadas y proporciones relativas de THC-CBD, así como medicamentos a base de cannabinoides para este uso, se mostró efecto positivo modesto, aunque estadísticamente significativo para el dolor, la espasticidad y la disfunción de la vejiga.4

Como conclusiones, es posible que los médicos se sientan aún reticentes a recomendar cannabis medicinal a sus pacientes debido a la evidencia científica limitada que respalda su uso. Sin embargo, el cannabis es útil para algunas afecciones, pero los pacientes que podrían beneficiarse pueden no recibir el tratamiento adecuado debido a la falta de conocimiento sobre la evidencia que respalda su uso.4

Referencias:

  1. Levinsohn EA, Hill KP. Clinical uses of cannabis and cannabinoids in the United States. J Neurol Sci. 2020;411:116717.
  2. Covarrubias-Torres N. Uso medicinal de la Marihuana. Anest en México. 2019;31(2):49–58.
  3. K.P.Hill, Medical marijuana for treatment of chronic pain and other medical and psychiatric problems: a clinical review, JAMA 313 (24) (2015) 2474–2483.
  4. Torres-Moreno MC, et al. Assessment of Efficacy and Tolerability of Medicinal Cannabinoids in Patients With Multiple Sclerosis: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA Netw open. 2018;1(6):e183485.
  5. Hill KP. Medical Use of Cannabis in 2019. JAMA. 2019 Sep 10;322(10):974-975.